Cómo elegir la decoración vegetal de la terraza

Cada vez son más las personas que se preocupan por que en su casa haya un trocito de naturaleza, aunque vivan en medio de la ciudad. A ello ayuda que la mayoría de las nuevas viviendas cuentan con amplias terrazas en las que compartir la vida cotidiana, como puedes ver en nuestras promociones. Además de elegir el mobiliario y complementos aptos para el exterior, e siempre es bueno añadir una agradable ornamentación vegetal con la que podremos crear un ambiente tan acogedor como el del interior del hogar.

A la hora de planificar la decoración vegetal, es importante no dejarse llevar por la espontaneidad y considerar cuestiones como el entorno ambiental de la terraza, el mantenimiento y el uso que daremos a ese espacio. No debemos olvidar que se trata de seres vivos que requieren determinadas condiciones para dar el máximo de su belleza. Por eso, parece recomendable dejarse aconsejar por expertos en flores y plantas que nos ayuden a diseñar el espacio y elegir las especies más adecuadas.

Hemos hablado con Iñaki Morrás, responsable de Floristería Torrens, quien nos ha dado algunas pautas sobre los criterios que se deben seguir en la decoración vegetal de la terraza. Antes de seleccionar cualquier variedad, «tenemos que pensar en la orientación de la terraza. Si está orientada al norte o al sur, serán diferentes las especies que podemos instalar. Igualmente, hay que valorar las horas de sol, y si el soleamiento es mayor por la mañana o por la tarde. La luz, el frío o el calor influyen notablemente en la salud de cada planta».

[rev_slider alias=»vegetalterrazas»]

Por otro lado, también conviene tener en cuenta las temporadas, que en nuestro clima se dividen en dos grandes franjas: «Verano, que va desde finales de abril hasta septiembre-octubre, e invierno, desde octubre hasta mediados de abril, más o menos. Si optamos por variedades de temporada, debemos ser conscientes de que tendremos que hacer cambios regulares en la terraza, según el paso de las estaciones».

Por tanto, en función de los gustos, los hábitos y la dedicación que podamos dar a nuestro pequeño jardín, habremos de elegir con cuidado el tipo de vegetales. Las variedades de temporada suelen caracterizarse por ser más coloridas, gracias a las flores, mientras que las permanentes presentan una estética más sobria, aunque en algunos momentos del año también pueden florecer.

Desde Torrens sugieren pensar en el ambiente que queremos conseguir. Por ejemplo, podemos decidirnos por un ambiente silvestre, «caracterizado por una selección de plantas más verdes, con una vocación de permanencia, que no necesitan grandes cuidados. Hay que elegirlas muy bien porque nos acompañarán muchos años».

Otra posibilidad, que ahora se ha puesto muy de moda, es el ambiente exótico, «que aplica variedades de otros lugares, como los cactus. Se adaptan muy bien a las terrazas porque están protegidos de la humedad, su principal enemigo, y no requieren un mantenimiento exhaustivo». Y si queremos una propuesta más sofisticada, está la opción de los «ambientes urbanos, que combinan especies raras, como los phornium y carex, que tienen una fisonomía lineal, presentan formas inusuales y en ellas domina el color verde».

Junto a estas propuestas, está la más tradicional en nuestra zona, «el ambiente colorido, en el que se mezclan plantas permanentes con variedades de temporada, con mucha flor, y que proporcionan una sensación de vitalidad y alegría al espacio». La contrapartida es que precisan una atención más regular durante todo el año.

Junto a estas propuestas, más o menos conocidas, se están generalizando otras dos modalidades para las terrazas. Una de ellas es el jardín vertical, que aprovecha una pared para crear una composición de flores y plantas con un gran impacto estético. «Esta opción nos permite sacar más partido al espacio, ya que dejamos superficie para el mobiliario y los complementos, y crea la sensación de que estamos en plena naturaleza». Requiere cierta infraestructura que hay que colocar previamente.

Otra modalidad es la de los llamados huertos urbanos. «Es muy gratificante poder cultivar algunas verduras en tu propia casa para el consumo de la familia aunque, obviamente, son pequeñas cantidades de especies de temporada, como lechugas, tomates, fresas o plantas aromáticas. En este caso también se necesita una instalación específica que nos quitará espacio en la terraza».

En la experiencia de Iñaki Morrás, la mayoría de la gente en Pamplona prefiere los formatos tradicionales, de planta permanente con flor y variedades de temporada. «Es una forma de tener siempre un jardín vistoso, que se renueva con frecuencia». Y es que en los últimos años, en Torrens están observando que hay mayor interés que antes por acondicionar las terrazas. «Estamos descubriendo que podemos disponer de un espacio de desahogo y un encuentro con la naturaleza en su propia casa, sin necesidad de irse a un parque. Por otro lado, en cuanto hace un poco de buen tiempo, se convierte en el lugar favorito para relajarse junto con la familia y los amigos en un entorno de intimidad».

Por todo ello, nuestro experto insiste en que hay que pensar bien en qué tipo de jardín nos conviene y anticiparse al futuro. «En este aspecto es interesante la ayuda de un profesional, que sabe cómo será la evolución de las plantas en unos años y si encajarán en la idea del propietario de la terraza. También hay que prever las necesidades de cuidado y mantenimiento».

Si acabas de comprar una casa o planeas hacerlo a corto plazo, no te olvides de las posibilidades que te ofrecerá su terraza para disfrutar de ella con una buena decoración vegetal. En nuestros proyectos Puerta de Lezkairu, Vive Más Lezkairu, Siente Lezkairu, Soy Arrosadía y  Jardines de Ripagaina contamos con amplias terrazas en las que podrás diseñar tu jardín interior. Llama al 948229621 o escribe a info@proginsa.com para conocer las viviendas disponibles.